Saltar al contenido

Inducción, Vitrocerámica o gas, ¿Qué cocina comprar?

Inducción, Vitrocerámica o gas, ¿Qué cocina comprar?

Si estás pensando en renovar tu cocina y todavía no tienes claro qué tipo de cocina elegir, este artículo es para ti. Vamos a analizar las principales cocinas que podemos comprar hoy en día (inducción, vitrocerámica y gas) y de esta manera podrás ver de manera sencilla qué tipo de cocina se adapta mejor a tus necesidades.

Comparativa de cocinas de inducción, vitrocerámica y gas

La inducción es el sistema de cocina preferido por la gran mayoría de consumidores, debido a la gran cantidad que ventajas que tienen sobre el resto de cocinas. La mayoría de marcas del mercado ha apostado claramente por las cocinas con placas de inducción, desde modelos más básicos y elementales pensados para el público general a los modelos con las prestaciones mas avanzadas. 

Los principales fabricantes de placas de cocina siguen realizando placas de gas (Teka, Balay o Bosch cuentan con modelos de muy buena calidad), ya que todavía hay muchas instalaciones que utilizan el gas como fuente de energía.
Sin embargo las placas vitrocerámicas su tendencia es a la baja, ya que han sido claramente sobrepasadas por las de inducción y los fabricantes prefieren enfocarse en los productos que mas demandan los consumidores.

A continuación vamos a analizar el funcionamiento de las cocinas de gas, vitro e inducción, con las ventajas y desventajas de cada una de ellas.

Las cocinas de gas

Comparativa gas induccion

El gas es el sistema que mas se aproximan al fuego convencional de toda la vida y por eso son las preferidas por muchos cocineros y apasionados de la cocina.  El calor se propaga rápidamente y se pueden utilizar todo tipo de cazuelas, ollas o sartenes. Además el gas es una fuente de energía mas barata que la electricidad, lo cual supone un ahorro en el mantenimiento.

Pero las placas de gas tienen algunas desventajas que tienes que tener en cuenta

  • Limpieza complicada: la limpieza de las placas de gas es bastante engorrosa comparado por ejemplo con las placas de inducción
  • Poco seguras: Debido a que se corre el riesgo de que haya un escape de gas de manera accidental, cada vez mas personas abandonan este tipo de cocinas para comprar placas de inducción. Las cocinas de gas no son aptas para personas despistadas.

Cocinas con placas de inducción

Inducción gas o vitro, cual comprar

Las cocinas con placas de inducción son ultrarápidas, tardan menos en calentar que las cocinas de gas (la inducción es el doble de rápido que la vitrocerámica).  Te permiten controlar la temperatura de cocción con mucha precisión. El consumo eléctrico es la mitad que en las vitros convencionales, un punto a tener muy en cuenta (esto se debe a que toda la energía se utiliza en calentar el recipiente, mientras que en las vitrocerámicas se pierde gran energía calentando las resistencias).

La inducción es mas segura que la vitrocerámica y que el gas, y es el sistema adecuado en casas donde hay niños, pues al no tener calor residual no quema una vez apagada. Además es el tipo de cocina mas fácil de limpiar (aunque el cristal es igual que en la placa vitrocerámica, en la inducción no se forman los típicos pegotes carbonizados).

El principal pero que tienen las placas de inducción es que solamente se pueden utilizar recipientes para inducción, aunque hoy en día la gran mayoría de sartenes, ollas o cacerolas son totalmente compatibles con la inducción.

Placas vitrocerámicas

Comparativa vitroceramica induccion

Las placas vitrocerámicas son cocinas electricas, que calientan las sartenes, ollas o cazuelas mediante unas resistencias que se encuentran bajo el cristal vitrocerámico. Funcionan con todo tipo de recipientes:  barro, cobre o hierro fundido. Las placas de vitro tardan mucho en calentarse y consumen mas energía, pero te permiten una vez apagadas utilizar ese calor residual. Se limpian mas fácilmente que las de gas pero peor que las de inducción.

Ventajas de la inducción frente a la vitrocerámica o el gas

Las cocinas con placas de inducción son las mas demandadas y vendidas actualmente, principalmente porque tienen grandes ventajas frente al gas y a la vitrocerámica:

  • Rapidez: la inducción es el sistema mas rápido, casi el doble que el resto de cocinas eléctricas (vitrocerámicas) y mas rápida que el gas. Además muchos de los modelos de placas de inducción de gama media ya incorporan la función Booster o Sprint, que permite calentar líquidos o hervir mucho más rápido que una inducción convencional.
  • Precisión: en la inducción el calor se controla digitalmente y de forma muy precisa. Dependiendo de la marca y el modelo encontrarás de 9 a 17 niveles de potencia, que te permiten desde calentar a máxima potencia a simplemente mantener caliente lo que estés cocinando.
  • Consumo y ahorro energético: la tecnología de inducción presenta un consumo muy bajo frente a otras cocinas eléctricas, ya que debido a su diseño se optimiza el consumo eléctrico y la energía consumida solamente se emplea en calentar los recipientes.
  • Seguridad: La inducción es muy segura, ya que una vez apagada se enfría muy rápido y no tiene calor residual. Además todos los modelos (hasta los más básicos) incorporan funciones de bloqueo de seguridad.
  • Limpieza: La inducción es una cocina muy fácil de limpiar. Aunque como en todas las cocinas hay que ser cuidadoso para que ésta dure el máximo de tiempo posible y no pierda el brillo del cristal. Es mas sencilla de limpiar que una vitrocerámica corriente (en la vitrocerámica debido al calor de las resistencias tiende a pegarse mas la comida que se derrama) y muchísimo mas que una cocina de gas.
  • Funciones avanzadas: muchas cocinas de inducción incorporan nuevos avances tecnologicos que no se encuentran en vitrocerámicas o gas, como por ejemplo el control de temperatura del aceite, control del consumo electrico, funciones de memoria, etc.