Saltar al contenido

Como curar una paellera

Como curar una paellera

En este artículo vamos a explicarte los pasos que tienes que seguir para curar una paellera. Los pasos que te vamos a decir en este post los puedes aplicar también para curar una sartén de hierro o cualquier otro recipiente de cocina que necesite curarse antes de utilizarlo por primera vez.

La paella es un plato que no necesita presentación ya que es conocido en todo el mundo. Para realizar una buena paella necesitarás una paellera, ya que en otro recipiente no te quedará bien. Si quieres hacer una paella en casa debes comprar una paellera y luego curarla.

Pero ¿Qué significa curar una paellera? Es un tratamiento al cual se somete para usarla por primera vez y así evitar que se pegue la comida.

Como curar una paellera y poder usarla por primera vez (Hierro o acero)

Esta es una técnica que data de años atrás y es importante aplicarla antes de cocinar con una paellera nueva. Tanto chefs profesionales como las amas de casa lo hacen con la intención de que duren más tiempo y cocinen cada vez mejor. A continuación, el paso a paso de cómo curar tu paellera nueva:

  • Quita la etiqueta que identifica la marca y características especiales de la paellera. Esta se encuentra en la superficie o base del utensilio.
  • Encendemos el fuego y le damos potencia.
  • Para su primer uso debemos colocar un poco de aceite y hacemos un sofrito, puede ser de cebolla. Este paso elimina olores originales de la paellera y cualquier resto que venga de fabricación.
  • Cuando esté doradita añade agua que llegue hasta los anillos del mango.
  • Cuando esta hierva retira todo lo que hay en la paellera y lávala con agua, un poco de detergente y pasa un trapo limpio o una servilleta de cocina para secar. Hazlo de la forma más cuidadosa posible.
  • Una vez hecho esto, tenemos nuestra paellera lista para usar por primera vez.

Trucos y consejos para conservar una paellera

Para hacer una paella valenciana debes tener desde los ingredientes adecuados hasta una paellera tradicional. Si compras una nueva debes curarla con los pasos explicados en el punto anterior. En este artículo te contamos cuales son las mejores paelleras de la actualidad.

Después de curar y de hacer la paella hay datos y consejos valiosos para cuidarla y mantenerla por más tiempo como nueva:

Antes del primer uso de la paellera

  • Antes de usarla busquemos bien la etiqueta de la paellera porque no nos gustaría incluir como ingrediente sorpresa. La ubican en la base o la superficie del utensilio y se despega con mucha facilidad.
  • Es importantísimo curarla. Por nada del mundo inicies un proceso de cocción de una paella en esta paellera si previamente no la curas. Podrías tener problemas serios de sabor, tiempo de cocción y un gasto mayor de energía, tiempo, dinero y esfuerzo.
  • En caso de no usarla luego de curarla puedes hacer lo siguiente:
    Unta aceite por toda la paellera y envuélvela en papel. Luego métela en una bolsa de plástico.
    Esto sirve para minimizar los riesgos de oxidación debido a la humedad.
  • Almacénala en un lugar seco, que no reciba golpes o que dañe las piezas.

Cuidados de la paellera mientras la utilizas

  • Cocina siempre a fuego lento (excepto los primeros minutos de echar el arroz), en estas paelleras ya curadas la cocción es rápida en cualquier tipo de cocina. Especialmente si son de acero inoxidable, aluminio o hierro.
  • No las lleves al horno a una temperatura superior a los 250 ºC. tampoco las dejes por más de 10 minutos al fuego.
  • No las introduzcas en el microondas.
  • Utiliza utensilios de cocina realizados de acero inoxidable o madera que aguanten la temperatura de la paellera y no la rayen.
  • Si el mango no es muy resistente al calor este tomara rápidamente la temperatura en cuestión. Vigila en todo momento que nadie toque la paellera y mucho menos los niños.

Mantenimiento después de usar la paellera

Después de usar la paellera deja en remojo con agua caliente, con detergente durante una hora antes de quitar los residuos. Esto hará que salgan con mayor facilidad
La mejor manera de cuidarla es, después de lavar no dejarlas escurrir. Sécala con un trapo seco o servilletas de cocina.
Al guardarla nuevamente haz el procedimiento de aceitar, embalar y resguardar.

Tanto curar una paellera como cuidarla antes, durante y después es un proceso que hará que la paellera dure más. 

El método que os hemos explicado no es el único que existe para curar una paellera. Y tu, ¿cómo curas una paellera? Compártelo con nosotros.