Saltar al contenido

Consejos para hacer el mejor arroz meloso

Consejos para hacer el mejor arroz meloso

El arroz es uno de los alimentos más consumidos en todo el mundo, se pueden elaborar arroces secos como una paella y arroces caldosos. Pero no es lo mismo preparar un arroz risotto que un arroz meloso, aunque se parezcan en su elaboración, se debe tener en cuenta que cada tipo de arroz lleva un punto exacto de cocción, diferente según sea el tipo de elaboración.

¿Qué es un arroz meloso?

EL arroz meloso es un arroz que no es ni seco ni caldoso, presenta una textura cremosa y grasosa que absorbe todos los ingredientes. Ahora que sabes que es arroz meloso te invito a que te animes a preparar esta deliciosa receta en pocos minutos y sin complicaciones.

En caso, que tengas dudas en relación en ¿cuánto caldo es la clave para hacer un arroz meloso? ¿Cuál es la medida ideal? ¿Cuánto tiempo hay que cocinarlo o qué tipo de arroz necesitas? Síguenos y encontrarás las respuestas a tus dudas.

El gran secreto para preparar el arroz perfecto, consiste en encontrar ese punto exacto entre el arroz seco y caldoso. No importa en qué época estemos, el arroz meloso apetece todo el año y se puede preparar con los ingredientes que más te gusten. Pero debes tener en cuenta sus características y cantidades para que quede delicioso. Para ello, es importante conocer qué grano elegir para cada momento y la cantidad de agua o caldo que necesitamos.

Receta de arroz meloso

Consejos de cómo hacer un arroz meloso perfecto

Seleccionar el tipo de arroz según la receta y el recipiente donde se va a cocinar

Lo primero que debes sabes es elegir el tipo de arroz que sea el adecuado para preparar arroz meloso. Para los arroces caldosos lo mejor es escoger variedades como el bahía o arborio. Ya que cada grano tiene una particularidad distinta, motivo por el que habrá que conocer el tiempo de cocción de cada tipo de arroz, para conseguir el arroz  meloso perfecto.

Para la preparación de un arroz meloso casero necesitarás un recipiente de gran tamaño, pero que tenga altura, lo más recomendado es usar una cazuela para cocinar este tipo de arroz.

Para este tipo de arroz te recomendamos utilizar una cacerola para inducción, aunque también puedes realizarlo en una olla cocotte.

El sofrito. Una buena base lo es todo

Para este paso, tienes que tener presente que primero se sofreirá el arroz. De esta manera lograremos que impregne menos agua. Los ingredientes seleccionados para hacer el arroz meloso influyen en el líquido que nos va a pedir el plato.

El sofrito se basa en calentar aceite de oliva virgen extra en la misma cacerola donde se hará el arroz meloso y saltear a fuego lento con diferentes verduras y hortalizas.

Después sofríe el arroz para que se concentren los sabores en un arroz meloso, para ello solo tienes que agregar al arroz el sofrito y revuelve durante un rato, antes de incorporar el caldo, esto ayudará a que los granos queden más sueltos.

El punto para que quede el arroz meloso que tanto apetece, dependerá del sofrito de verduras que utilices para que quede suelto, sin el excesivo uso de aceite y agua.

Agua o caldo

Para el arroz meloso  lo más recomendado es hacerlo con un caldo. En caso, que decidas emplear agua del grifo eso va a depender del lugar donde te encuentres. Por ejemplo en Valencia el agua del grifo es dura con lo que va para bien para preparar cualquier tipo de arroz, pero si no quieres arriesgarte lo mejor es usar agua mineral.

En esta receta, tampoco hace falta de muchas verduras para realizar un delicioso caldo. En este caso, puedes decidirte por las partes no aprovechables de los productos que combinarán el arroz como son los huesos, cabezas, raspas. Evita el caldo demasiado espeso, ya que podría pegarse al fondo.

Medidas y tiempos para preparar el arroz

Para que quede el arroz meloso perfecto, debes agregar 1 parte de arroz por cada 3 partes de caldo o agua, eso dependerá de los ingredientes que usarás en la cocina. Dependiendo de los ingredientes que utilices, variará la dosis.

Si estás preparando un arroz acompañado de carnes, en este caso deberás aumentar la cantidad de agua porque se trata de productos más secos.

Pero si el plato contiene verduras, pescados o mariscos, tendrás que disminuir esta proporción ya que son productos que de por sí expulsan una gran cantidad de agua al cocinarse. El tiempo de cocción oscila durante unos cinco minutos. Para ello, es importante leer detenidamente las recomendaciones del envase.

Potencia. Fuego, vitro o inducción ¿Qué debemos emplear?

La fuerza de la llama, es de suma importancia para conseguir el arroz deseado. Para ello, lo sugerido es fuego directo o inducción. La potencia deberá estar esparcida por todo el fondo de la cacerola.

Una vez que hayas incorporado el arroz meloso al sofrito, debes subir la potencia del fuego durante diez minutos con el objetivo de lograr un cocido más rápido. El punto perfecto del arroz es que no necesitas destaparlo a cada rato.

Pero eso sí, mi recomendación con los arroces melosos al igual que los risottos, es que tienes que estar moviéndolos constantemente mientras se cocina para que quede un arroz más suelto.

Otras recetas de arroz deliciosas