Saltar al contenido

Como asar un pato o receta de pato braseado

Como asar un pato

En este artículo vamos a explicarte cómo asar un pato, una receta que te aseguramos que te sabrá deliciosa. Toma nota de los pequeños trucos que te iremos dando.

Para asar un pato tienes que tener en cuenta que no todas las partes necesitarán la misma cocción. Los muslos de pato silvestre estarán aún duros cuando las pechugas estén pasadas, así que debes separarlos y cocinarlos de otro modo. La piel mantiene a raya el calor para que no se quemen las pechugas. El jugo procedente del asado de los muslos servirá para la salsa: Espúmalo o hiérvelo con algunas setas o con un poco de vino tinto.

Las pechugas de pato deben hacerse poco. Si no estás seguro del tiempo de cocción, córtalas desde el centro cuando estén a medio hacer y ponlas con la piel boca arriba para que se acaben de asar. Verás que después se asan muy rápido.

El aceite de oliva es el mejor para este asado, pues se calienta lentamente y dora los alimentos muy rápido, y a menor temperatura que otros aceites.

Paso a paso de cómo asar un pato

Antes de asar el pato tienes que hacer lo siguiente:
Separa cada pata de la carcasa y corta la piel que las une. Usa el pulgar de una mano para presionar la parte posterior de la pata mientras empuja hacia abajo. El hueso que conecta la pata con la columna se romperá y podrás cortar el resto fácilmente.

A Continuación, precalienta el horno a 200 grados. Junta los muslos de pato en aceite y ponlos con la piel boca abajo en una fuente de horno o en una asadora hasta que se doren. Añade agua suficiente para cubrirlos y deja y hierva. Baja el fuego, tápalos y ponlos en el nivel más bajo del horno. Brasear durante 2 horas.

Mientras, calienta una sartén que utilices para asar o hacer carne a la plancha. Puedes utilizar una sartén de acero inoxidable o de una sartén de hierro fundido. Ambas son excelentes ya que permiten alcanzar temperaturas muy altas. Rocía con aceite las pechugas y fríelas en la sartén hasta que se doren por todas partes, el aceite humeará bastante.

Coloca las pechuga de pato con la piel hacia arriba en la fuente y métela en el centro del horno unos 20 minutos, sin que se hagan del todo. El tiempo de cocción varía en función del tamaño del pato. Antes de trinchar las pechugas déjalas reposar unos minutos, si dejas las pechugas demasiado tiempo soltará un líquido rosado poco apetitoso.

Para servir coloca encima las lonchas de pechuga en abanico y los muslos al lado. El pato es un tipo de carne que agradece una amplia variedad de salsas que lo acompañen, por lo que aquí podrás ser creativo y servir o acompañar con la salsa que más te guste.

Asar un Pato: pon las pechugas en la sarten

Consejos para trinchar un pato

Las aves de la familia del pato varían de tamaño pero no de forma, las pechugas o a las alas son grandes y los muslos pequeños. La carne es más oscura que la del pollo por lo que hay que trincharla más fina. El pato estará más tierno y jugoso en finas rodajas, en trozos más grandes como el pollo resulta difícil de masticar y de digerir.

El secreto para trinchar un pato es muy sencillo. Tienes que sujetar bien la pechuga para cortarla. La que hace la fuerza es la mano que sostiene la carne con el trinchante.

Introduze el cuchillo para trinchar cerca del hueso de la pechuga y corta hacia abajo y a lo largo del hueso para separar cada loncha.

Sostén la pechuga firmemente con un tenedor de trinchar y corta cada pechuga longitudinalmente en 4 lonchas, que tendrás que separar bien al impedir que se junten de nuevo.

Video receta de cómo asar un pato

Aquí te mostramos otra versión mas sencilla de cómo realizar un asado de pato, donde no tendrás que despiezar el pato, separando pechugas y muslos.

Esperamos que hayas aprendido cómo asar un pato, es un asado que queda realmente rico y que estamos seguros que disfrutarás mucho.