Saltar al contenido

Como hacer pasta fresca. ¡Receta fácil!

cómo hacer pasta fresca

La pasta forma parte de las comidas más representativas de Italia, existen de distintos tipos y con variedad de salsas. Si te interesa aprender a prepararla, aquí te daremos una receta fácil de como hacer pasta fresca, ¡así que presta atención! Una vez que pruebes lo bien que queda la pasta fresca no vas a querer comer otra pasta que no sea casera!

El no contar con una amasadora y cortadora no impide que podamos hacer pasta fresca, ya que también se puede hacer a mano ayudándonos con un rodillo, solo que sinceramente los instrumentos anteriormente mencionados nos facilitan en gran medida el trabajo.

¿Qué máquina para hacer pasta utilizo?

Aunque hay muchos modelos en el mercado de máquinas para hacer pasta casera nuestra favorita es la súper conocida Marcato Atlas 150. Es una máquina que está en todos los hogares en Italia, es bonita y está muy bien de precio.
Y si te quieres dar un capricho también la tienes disponible en colores como verde, rosa o marrón (a un precio algo mayor).

Marcato MC002057 - Máquina para hacer pasta, color plateado
  • Permite obtener 3 formatos de pasta: lasañas (anchura 150 mm), fettuccine (6 mm) y tagliolini (1,5 mm)
  • Regulador con 10 posiciones para varios grosores de masa en hoja: de 4,8 mm hasta 0,6 mm
  • Made in Italia: producto enteramente realizado en Italia por marcato

Qué necesitamos para hacer pasta fresca

En cuanto a la cantidad de cada ingrediente se estima que para cada comensal, se utilizan aproximadamente 100 gr de harina de trigo o sémola de trigo duro, un huevo y una pizca de sal, resultando unas porciones bastante generosas, así que todo dependerá del apetito de cada persona. Pero como guía te podemos decir que con 200 gramos de harina de trigo, 2 huevos y 1/2 cucharadita de sal salen hasta 3 raciones.

Por qué merece la pena tener una máquina para hacer pasta en casa ...

Paso a paso de como hacer pasta fresca

1Iniciamos formando una montaña con la harina o sémola, abrimos un hueco en el centro como si fuera un volcán. Y luego partimos rompemos los huevos en el hueco, añadimos una pizca de sal y batimos con un tenedor.

2Continuamos amasando de 10 a 15 minutos, en esta etapa podemos ayudarnos con un robot de cocina, de no tenerlo no hay problema lo hacemos con nuestras manos, al principio la masa será bastante irregular y tendrá muchos grumos, pero poco a poco, la masa se irá poniendo lisa y muy elástica.

3La masa estará lista cuando tenga una textura sin grumos, totalmente lisa y elástica. Una vez alcance ese estado la envolvemos en film transparente y la dejamos reposar en el refrigerador durante al menos 30 minutos.

4Divide la masa en porciones equitativas, si por ejemplo has preparado para 4 comensales, divídela en 4, esto es para que el alisado sea más cómodo, y mientras trabajas con una porción, dejas las demás cubiertas con papel film para que no sequen. En este paso, decidimos si trabajaremos solo con el rodillo o con la máquina para pasta.

5En el caso que decidamos hacerlo con la ayuda de la máquina tendremos que echar un poco de harina en la superficie en la que estemos trabajando, se aplasta la masa en ella ligeramente y se ajusta la máquina de pasta al grosor más grande, y se pasa la masa por esa abertura, girando el rodillo. Se vuelve a doblar la pasta sobre sí misma y se pasa nuevamente por el rodillo. Se debe repetir ese proceso tres veces, incorporando un poco de harina con la mano sobre la superficie de la masa para evitar que esté demasiado húmeda.

6Vamos cerrando poco a poco la abertura de los rodillos de la máquina y seguimos pasando la pasta que cada vez estará más fina. Depende del formato de pasta que queramos realizar podemos dejarla más o menos gruesa. Si queremos preparar tallarines, espaguetis o tagliatelle se debe llegar al quinto número. En el caso de pasta rellena el grosor también dependerá del tipo de relleno. Cuando más fina estiremos la pasta más delicada resultará, pero también será más difícil de manipular.

7Cuando hayamos estirado la pasta al grosor deseado procedemos a utilizar el accesorio de la máquina para cortar según el tipo que queramos como tallarines, espaguetis, tagliatelle o pappardelle.

8Para finalizar el proceso de elaboración, una vez cortada la pasta la dejamos reposar en una bandeja con harina o sémola para evitar que se pegue entre sí, o la podemos colgar y dejar secar. El tiempo de secado tarda tan solo 10 minutos.

9Los que hacen la pasta de forma manual, deben estirar muy bien la masa con un buen rodillo, si desean por ejemplo cortar espaguetis tienen que seguir los siguientes pasos: esparcir con abundante harina sobre la tira de pasta estirada y se debe doblar sobre sí misma. Se vuelve a esparcir la superficie con harina y vuelve a doblar. Se repite hasta que se tenga un paquete de 8 a 10 cm. Luego se corta tiras del grosor que se desee la pasta y se abre para evitar que se peguen entre ellas.

10Estamos seguros que sabes como cocer la pasta, igualmente aquí te diremos cómo hacerlo se debe preparar abundante agua con sal y se lleva a ebullición. Una vez que haya empezado a hervir agregamos la pasta y se deja cocer durante pocos minutos, separándola un poco con ayuda de un tenedor, sobre todo al principio, para evitar que se pegue.

11El tiempo de cocción puede variar dependiendo del grosor y del gusto de cada persona. En Italia suele comerse la pasta al dente,  aunque para muchos puede parecer que esta cocción es de textura cruda, la razón de que se coma así es que la pasta cocida de esta manera resulta mucho más fácil de digerir. Esperamos que sigas estos pasos y disfrutes de una deliciosa pasta fresca preparada por ti mismo, así que solo nos resta desearte. ¡Buon appetito!