Saltar al contenido

Guiso de Patatas con Bacalao

Guiso de Patatas con Bacalao

Si quieres preparar un exquisito guiso y que además resulte económico, entonces no dudes en preparar este sencillo y delicioso guiso de patatas con bacalao, te aseguro que querrás repetir más.

Esta receta era consumida en los pueblos más humildes, cuando los pescadores en Semana Santa no tenían nada para llevar a sus casas llevaban bacalao y sus esposas lo hacían como guiso con patatas, sin embargo, pese a que los ingredientes estrellas son bastante accesibles, este plato es bastante completo y sus aportes serán muchos.

El valor nutricional de esta receta se debe a las patatas del guiso, que contienen buena cantidad de hidratos de carbono y por otra parte, el bacalao nos dará un buen valor de proteínas y un sabor realmente sabroso.

Este guiso de patatas con bacalao es una receta que para nuestras abuelitas no pasa de moda, ya que para ahorrar más dinero en Cuaresma es perfecta, es por ello que te invitamos a preparar esta receta tradicional española.

¿Qué cacerola utilizo para hacer patatas con bacalao?

Para realizar tu guiso de patatas con bacalao, cualquier cacerola que tenga una buena distribución de calor será perfecta. En nuestra web hemos realizado una comparativa de las mejores cacerolas. Encontrarás modelos de excelente calidad a muy buen precio.

También puedes optar por una cocotte. Este tipo de ollas son ideales para realizar guisos a fuego lento. Aquí puedes ver las mejores ofertas de cocottes de la actualidad:

Ingredientes guiso de patatas con bacalao:

  • ½ kg. de lomo de bacalao salado
  • 1 kg. de patatas
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de harina
  • caldo de pescado
  • una hoja de laurel
  • 1 ramita de perejil
  • azafrán
  • sal y aceite de oliva

Cómo preparar el guiso de patatas con bacalao:

1Para empezar a preparar esta receta debes preparar el bacalao un día antes del día programado. Debes poner el bacalao en remojo dentro del refrigerador un día antes y cambiarle el agua al menos tres veces en el transcurso del día.

2Al día siguiente, procederemos a picar la cebolla, el ajo y el pimiento y lo sofreiremos en una cacerola con un chorrito de aceite.

3Cuando tu sofrito esté a tu gusto, procederemos a añadirle una cucharada de harina y removeremos hasta que se esparza bien y su color sea ligeramente dorado.

4Después, añadiremos a la cacerola las patatas peladas y cortadas en trozos medianos, junto con el perejil y el laurel, mezclamos todo muy bien y le añadiremos 2 dedos de caldo de pescado.

5Con la ayuda de un mortero, machacamos algunas hebras de azafrán, para disolverlo usaremos un poco de guiso y lo añadiremos en el guiso.

6Dejaremos que todo se cocine a fuego medio bajo, hasta que las patatas estén casi cocidas, en ese momento podremos añadir el bacalao y continuaremos cocinando hasta que todos los sabores se integren.

Ahora, solo nos queda servir ¡Buen provecho!

Trucos para realizar el guiso de patatas con bacalao

Es recomendable que mientras estemos sofriendo las verduras, en ningún momento se añada sal antes de introducir el bacalao, ya que este es bastante salado y podrías excederte de sal.

Otra gran recomendación, es consumir esta receta un día después de haberla preparado, los sabores se podrán integrar mejor y quedará mucho más deliciosa.

Valores nutricionales

Los expertos recomiendan consumir este tipo de pescado gracias a sus altas proteínas y sus bajos niveles en grasas, debido a esto, es que el bacalao se ha recomendado tanto en dietas de adelgazamiento o también dentro del control de peso.

Para aquellos amantes del ejercicio también es muy bueno y recomendado ya que aporta grandes beneficios en vitamina B1, B2, B6 y B9, los cuales además ayudan en la formación de glóbulos rojos.

El bacalao también contiene minerales importantes como lo son el potasio y fósforo, el primero es ideal para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y la actividad muscular, y por otro lado, el fósforo es el que está presente en dientes y huesos y además interviene en nuestro sistema nervioso y actividades musculares.