Saltar al contenido

Como limpiar sartenes. Consejos para que tus sartenes estén como nuevas

Como limpiar sartenes

¿Quieres saber como limpiar sartenes y que estas queden como nuevas? En este artículo te vamos a contar todo lo que necesitas saber para limpiar una sartén para que quede perfecta.

Sabemos que limpiar sartenes puede ser un problema si no se hace como es debido, ya que puede que no queden limpias o peor aun, que se estropeen.

Trucos y consejos para limpiar una sartén

No siempre usar jabón funciona para limpiar una sartén. Mira estos trucos que traemos para ti que harán este trabajo mucho más sencillo y rápido. ¡Presta atención!

  • Moja la sartén con agua caliente. Esto te ayudará a que la suciedad se desprenda un poco más y no corras el riesgo de rayar la sartén.
  • Espolvorea una buena cantidad de bicarbonato de sodio y limón. Estos productos funcionan muy bien si quieres quitar el aspecto a quemado y la suciedad de forma rápida. Además, eliminará los olores.
  • Añade vinagre sobre toda la superficie y el mango. El vinagre ayuda a desprender los restos de suciedad y hacen que la sartén quede brillante. Deja que esta mezcla actué por lo menos dos minutos.
  • Luego de esto, limpia con la esponja y frota bien, pero con cuidado. Al final tendrás una sartén limpia y se verá como nueva.
  • Limpiar con movimientos circulares para no dañar la superficie.

Productos para limpiar sartenes

La mejor parte, es que, para limpiar una sartén, solo debes usar productos que encontrarás diariamente en tu hogar. Si sabes mezclarlos como se debe, no correrás el riesgo de dañar tu sartén preferida.

  • Bicarbonato. Con tan solo unas 6 cucharaditas de bicarbonato lograrás que tu sartén quede absolutamente limpia.
  • Sal. Es ideal para mantener la limpieza y además funciona para que luego tus alimentos no se peguen. Agrega 3 cucharadas y déjalas reposar por 3 minutos.
  • Vinagre. Llena la sartén con suficiente agua y agrega media taza de vinagre. Luego déjalo hervir y posteriormente lávalo con agua y jabón. 
  • Suavizante. De todos los productos, este es el que más tarda. Agrega suavizante a la superficie y déjalo reposar por 2 horas. Luego lava la Sartén con agua y jabón.

¿Cómo limpiar sartenes de teflón?

Existen muchas formas de que se dañen las sartenes de teflón. Por eso te traemos distintos métodos para limpiarlas. Una sartén de este tipo puede durar mucho si se cuidan bien.

Quita siempre los restos de comida

Después de cada comida, cuando la sartén este más fría, quita con una toallita húmeda o un trapo de cocina los restos de la comida. También puedes hacerlo con una espátula de madera o de plástico. Nunca lo hagas con una de metal, ya que este material puede quitar o rayar el teflón.

Pon la sartén en el lavaplatos y deja reposar

Después de que la sartén este fría o por lo menos tibia, ponla en remojo y déjala reposar durante un tiempo. Es recomendable que tengas suficiente espacio para luego poder lavarla.

Usa una esponja de tela

Con la esponja de tela o con un estropajo de nailon, lávala con abundante agua y unas gotas de detergente para platos. Haz movimientos circulares y ten cuidado de no presionar mucho a la superficie. En este proceso lava también el mago, pues siempre salpican gotas de aceite y se ensucia.

Seca la sartén con cuidado

Es importante que, al secarla, lo hagas con una toalla de cocina para que se acabar bien con la humedad. Mejor si es de nailon o algún material parecido. De esta forma tu sartén durará mucho más y la podrás usar todas las veces que desees.

Limpiar sartenes antiadherentes

Lo mejor para limpiar las sartenes antiadherentes es hacerlo con utensilios de goma, esto ayuda a alargar la vida útil de la sartén. Lo bueno de este tipo de sartenes, es que permiten usar una cantidad muy pequeña de aceite, lo que facilita su limpieza. Al terminar de usarla, déjala enfriar y limpia con agua y jabón.

Limpiar sartenes de hierro

Este es un proceso un poco más complicado. Lo primero que debes haces es dejar hervir la sartén con agua. Luego de esto, quita con una espátula los restos de comida que siempre quedan adheridos.

Después debes humedecer unas toallas de cocina y secar la sartén con ellas. Para finalizar agrega una pequeña capa de grasa y déjala secar hasta que la uses de nuevo.